Moco cervical: un indicador de fertilidad

Moco cervical: un indicador de fertilidad

¿Quieres saber por qué el moco cervical es un indicador importante de fertilidad y qué puedes hacer para mejorarlo? Sigue leyendo para saber más.

El moco cervical es un tipo de secreción que cambia a lo largo de tu ciclo menstrual. Tenerlo es una buena señal de una ovulación regular y sana.

Es un método para controlar tu fertilidad y predecir la ovulación. Los otros dos métodos son la temperatura basal y tu posición del cevix.

La temperatura basal solo te muestra cuando ya has ovulado, pero no cuando estás a punto de ovular. Y la posición del cervix puede ser difícil de entender para muchas mujeres.

En mi experiencia, el moco cervical es el método más fiable, más práctico y más fácil de entender y averiguar.

Cuando una mujer es fértil y esta ovulando, el líquido cervical es acuoso, fino y resbaladizo, y puede parecerse a una clara de huevo.

¿Qué es el moco cervical?

El moco cervical es un líquido que el cuello uterino libera en la vagina a mitad del ciclo.

Tiene varias funciones, como la lubricación de la vagina y la prevención de infecciones.

La ovulación ocurre cuando un ovario libera un óvulo para la fertilización.

A lo largo del ciclo menstrual, las hormonas (como el estrógeno y la progesterona) influyen en la cantidad, textura y apariencia del moco cervical.

Puede haber suficiente moco para que lo notes en tu ropa interior. Aunque el cuello uterino siempre produce algo de moco, produce más justo antes y después de la ovulación.

¿Por qué es importante el moco cervical?

El moco cervical es una señal de que la ovulación se acerca.

Ayuda a los espermatozoides a subir por el cuello uterino para fertilizar un óvulo. Y a la vez ayuda el esperma a mantenerse sano durante el viaje.

Los espermatozoides pueden vivir más tiempo en el útero si tienes un moco cervical sano. Pueden vivir hasta 5 días y, por lo tanto, aumentar tus posibilidades de embarazo.

Las mujeres generalmente comienzan a notar moco cervical unos días antes de la ovulación. La descarga puede cambiar y hacerse más húmeda y resbaladiza durante varios días. Después de la ovulación, la descarga generalmente disminuye, se vuelve más espesa y se seca.

¿Cómo cambia el moco cervical durante tu ciclo?

El moco cervical de cada persona es ligeramente diferente. Por lo tanto, para detectar el líquido cervical fértil correctamente, debes controlar tu ciclo durante varios meses.

Los días de cambio del flujo varían de persona a persona. Sin embargo, en general, debería ser como sigue:

Días 1-5 (regla): se produce la menstruación.

Días 5-10 (post-menstruación): puede haber un poco o nada de secreción, pero seria un líquido denso y pegajoso. Este es un momento de baja fertilidad.

Días 10-14 (pre-ovulación): el cuerpo comienza a producir más estrógeno. El líquido pegajoso puede volverse más fino y menos transparente. Finalmente, se vuelve resbaladizo y comienza a parecerse a una clara de huevo. Además, tu deseo sexual debería ser mas fuerte.

Día 14 (ovulación): el día de la ovulación o incluso un día antes puedes notar que el líquido cervical está muy húmedo y viscoso. Deberías poder estirarlo un par de centímetros o más entre tus dedos.

Días 14–22 (post-ovulación): después de la ovulación, el cuerpo libera la hormona progesterona, que seca el líquido cervical. La descarga puede parecer turbia al principio y luego volverse más espesa.

Días 22-28 (pre-menstruación): la descarga puede tener una consistencia pegajosa. Suele haber poca o ninguna descarga 1 o 2 días antes de la menstruación.

La ovulación desempeña un papel importante en la consistencia del moco cervical. Una mujer que no ovula puede notar menos cambios en el flujo vaginal. Una mujer que ovule temprano o tarde puede tener un patrón diferente en su flujo cervical fértil.

¿Cuándo eres más fértil?

Debes comenzar a controlar tu ciclo lo antes posible y hacerlo durante varios meses para detectar una descarga fértil sana. Es un buen indicador del aumento de tu fertilidad.

Si estás tratando de quedarte embarazada, debes tener relaciones sexuales durante los días que tengas tu descarga fértil.

Un óvulo vive durante aproximadamente 12-24 horas después de la ovulación, pero los espermatozoides pueden vivir hasta 5 días si tu moco cervical es sano y fértil. Esto significa que el mejor momento para tener relaciones sexuales es hasta 5 días antes de la ovulación, ya que los espermatozoides pueden vivir en el aparato reproductor durante varios días y estar listos para la fertilización tan pronto como ovules.

¿Cómo lo averiguas?

Para controlar tu fertilidad, verifica la apariencia de tu moco cervical al menos una vez al día, desde el primer día después de tu regla hasta la ovulación.

Sigue estos pasos para verificar si hay moco cervical:

  1. después de usar el baño, limpia el área alrededor de la vagina para eliminar el exceso de orina, lo que puede cambiar la apariencia del moco cervical
  2. da unas palmadas suaves el área con papel higiénico. Toma nota de cualquier moco visible
  3. lávate las manos. Inserta suavemente un dedo aproximadamente un cm en la vagina
  4. retira el dedo y observa el color, la textura y la apariencia general del moco
  5. Si el moco es transparente, fino, acuoso y elástico, puede ser secreción cervical fértil.

¿Qué puedes hacer para mejorar el moco cervical?

Hay varias cosas que puedes hacer para mejorar la cantidad y la calidad de tu moco cervical:

  • bebe más agua durante la primera parte de tu ciclo, hasta la ovulación. Las mujeres que están deshidratadas pueden producir menos líquido cervical o puede ser demasiado espeso.
  • si el moco cervical tiene un ligero tinte amarillento, probablemente significa que es demasiado ácido y, por lo tanto, deberías beber menos café, alcohol y comer menos carnes rojas. Compensar con alimentos alcalinos, como más verduras y granos integrales.
  • descansa lo suficiente, trata de dormir al menos 8 horas todas las noches
  • no hagas demasiado ejercicio, pero tampoco seas demasiado sedentaria. Asegúrate de mantener una rutina activa
  • consume más ácidos grasos omega aumentando el consumo de pescado
  • las hierbas medicinales chinas son excelentes para ayudarte a aumentar el flujo cervical. Deben ser recetados por un profesional con formación y experiencia. Para problemas relacionados con el flujo cervical, las hierbas deben tomarse normalmente durante la primera parte de tu ciclo
  • los tratamientos de acupuntura hechos regularmente también pueden ayudar a aumentar el flujo cervical
  • reduce o elimina los productos lácteos
  • los alimentos ricos en vitamina A también pueden ayudar a aumentar el flujo cervical
  • no fumes cigarrillos
  • ciertos medicamentos también pueden tener un impacto negativo en el flujo cervical. Consulta con tu médico antes de hacer cualquier cambio con los medicamentos que estas tomando.

Conclusiones

Hacer un seguimiento de la apariencia y la consistencia del flujo cervical puede ayudar a una mujer a determinar cuándo es fértil.

Este método es más fiable cuando una mujer ha controlado los cambios en el flujo durante varios meses y sabe qué buscar y cuál es su patrón habitual.

Muchas personas también usan otros métodos para controlar la fertilidad, como la temperatura basal y las pruebas de ovulación. Una combinación de diferentes métodos de control puede proporcionar más seguridad sobre cuándo estas ovulando.

Es importante decir que tener flujo cervical fértil no es una señal segura de fertilidad, hay otras cosas a tener en cuenta al intentar quedar embarazada.

Un acupuntor o terapeuta en medicina china con formación y experiencia puede ayudarte a quedarte embarazada. Lee este articulo si deseas saber cómo la acupuntura puede ayudarte a lograrlo.

¡Buena salud!