Dolores crónicos y agudos: la acupuntura, una solución completamente natural

Dolores crónicos y agudos: la acupuntura, una solución completamente natural

Según un informe de la Sociedad Española del Dolor se estima que uno de cada seis españoles (17%) sufre de dolores crónicos y estos tienen un efecto nefasto sobre la calidad de vida de los mismos.

En el sistema sanitario español actualmente existen varios tipos de terapias y tratamientos farmacológicos para el dolor crónico. Lamentablemente no son eficaces para todos los dolores y se necesitan estrategias alternativas para suplir esta carencia. En el sistema sanitario chino, a parte de la medicina alopática, también se hace uso frecuente de la medicina tradicional china y la acupuntura para completar la oferta de soluciones para las patología del dolor. Este sistema médico milenario se basa en insertar agujas en varias partes del cuerpo para restablecer la salud del paciente y aliviar los posibles dolores que este posea de una forma completamente natural utilizando los propios recursos del cuerpo.

¿Qué es y de dónde viene la acupuntura?

¿La acupuntura es, junto a la fitoterapia china, uno de los pilares de la Medicina Tradicional China. Es una técnica terapéutica milenaria que utiliza agujas de acero inoxidable muy finas y que insertadas en puntos estratégicos del cuerpo producen un efecto curativo. La acupuntura se ha desarrollado sobre 3000 años en base a la técnica de ensayo y error y teorías energéticas. Según la perspectiva de la fisiología de la Medicina Tradicional China, la acupuntura estimula puntos a lo largo de unas áreas llamadas meridianos que ajustan el flujo de energía en el cuerpo y que restauran el equilibrio.

Desde un punto de vista biomédico los meridianos son un mapa de nuestro sistema nervioso. A través de su estimulación con agujas, el cerebro libera unas sustancias llamadas endorfinas y neurotrasmisores, hormonas naturales del cuerpo, que tienen un efecto altamente analgésico y que se estima sean 200 veces más potentes que la morfina.

¿La acupuntura duele?

Gracias a la utilización de aguas muy finas y de técnicas suaves, la mayoría de las personas no perciben ninguna sensación dolorosa o, si acaso, una sensación mínima al momento de la inserción de las agujas. Después de insertar la aguja en el punto correspondiente se puede experimentar una sensación de ligero calor o una percepción eléctrica que es totalmente natural y hasta placentera.

¿Como prepararse para una sesión de acupuntura?

Para recibir los mejores beneficios tras una sesión de acupuntura se aconseja lo siguiente:

  • Comer algo ligero antes de la sesión
  • Evitar hacer ejercicio vigoroso, comer demasiado, beber alcohol o café
  • Descansar durante el resto del dia después de la sesión
  • Recordar las sensaciones u efectos después de la sesión. Es importante compartirlas con su terapeuta en la siguiente sesión para que pueda brindarle la mejor ayuda.

¿Para que tipo de dolores puede ayudar la acupuntura?

En principio para cualquier tipo de dolor. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una lista de patologías relacionadas con el dolor donde la acupuntura ha demostrado beneficios en base a ensayos clínicos realizados. Entre estas dolencias encontramos:

  • dolores de espalda y cervicales
  • dolores de cabeza
  • migrañas
  • cólicos biliares
  • dolores menstruales y premenstruales
  • dolor de rodilla
  • dolores epigástricos
  • dolor de cuello
  • dolor de muelas, codo del tenista
  • cólicos renales
  • dolores postoperatorios
  • artritis
  • ciática, etc.

¿Cuántas sesiones de necesitan? ¿Con qué frecuencia deben realizarse?

Esto dependerá mucho de la persona, de la edad y de su constitución. Si el dolor está presente desde hace mucho tiempo, el tratamiento será más largo. La acupuntura puede funcionar más rápidamente en problemas agudos y tardar más en problemas crónicos. La mayoría de las personas experimentará cambios después de 4-6 sesiones. Los efectos de la acupuntura son acumulables así que, para alcanzar un beneficio terapéutico más rápidamente, al principio se organizan sesiones con mayor asiduidad, hasta tres o cuatro veces por semana si es necesario.

 ¿Cuantas agujas se utilizan?

Esto dependerá de cómo responde cada individuo al tratamiento. Normalmente se utilizan entre 10 y 25 agujas en cada sesión.

¿Cuando es mejor iniciar un tratamiento?

En cuanto se empiecen a sentir molestias es aconsejable iniciar el tratamiento a la mayor brevedad posible. Cuanto antes se inicie, menos se tardará en solucionar el problema.

¿Hay alguna contraindicación o riesgo?

En principio no hay ninguna contraindicación o riesgo siempre y cuando el terapeuta tenga una formación válida y completa y un mínimo de experiencia. Los problemas que se podrían presentar durante o después de una sesión pueden consistir en ligeras molestias, leves hematomas o en un suave malestar o somnolencia fruto del proceso terapéutico que se inicia en el cuerpo.

¿Para qué otros problemas se puede utilizar la acupuntura?

La acupuntura tiene beneficios para muchas otras patologías. Según la OMS la acupuntura puede ser un tratamiento eficaz para paliar y/o tratar problemas como la depresión, la ansiedad, el estrés, el insomnio, los problemas ginecológicos, la infertilidad, la hipertensión, los problemas cardiovasculares, respiratorios y digestivos.