Cómo combatir un resfriado de forma rápida

Cómo combatir un resfriado de forma rápida

El invierno es la época del año en la que veo a muchas personas y pacientes quejándose de un resfriado o sentirse con poca energía. Sucede año tras año.

Pero, ¿qué se puede hacer para combatir un resfriado de forma natural?

Sencillamente … tomate las cosas con más calma.

El invierno, de acuerdo con los principios de la medicina china, debe dedicarse a descansar y preservar la energía, y lo mejor que podemos hacer es simplemente tomarnos las cosas con calma. Podría ser casi imposible trabajar menos, pero seguramente podemos ajustar nuestros horarios personales para no tener tantos compromisos fuera del trabajo y tener más tiempo para nosotros.

Pero si de todas formas pillamos un resfriado, ¿qué podemos hacer para recuperar rápidamente?

Lamentablemente, no hay una solución rápida para un resfriado común. Y no hay ningún medicamento que pueda combatir el virus que ha entrado cómodamente en nuestro sistema.

El secreto para superar un resfriado es que no hay secreto, solo se necesita de un poco de sentido común.

Pero tengo algunas sugerencias inestimables para ti que definitivamente te ayudarán si las sigues.

Ten paciencia y tómate las cosas con calma

Relax en la cama con un libro y una infusion
Foto de Nathan Dumlao en Unsplash

Cuando estás enfermo, tu cuerpo está ocupado luchando contra una infección. Necesita un entorno con una temperatura controlada y constante para que pueda hacer su trabajo de manera eficaz. Abstente de hacer cualquier ejercicio. Quédate en casa, descansa y aplaza tu rutina diaria durante unos días o hasta que te sientas mejor.

Acuéstate temprano

Acostarse temprano aumenta las probabilidades recuperarte rapidamente de un resfriado
Foto de Matheus Vinicius en Unsplash

Relajarse en el sofá ayuda, pero no te quedes despierto hasta tarde viendo la tele. Dormir menos debilita tu sistema inmunitario, lo que dificulta la lucha contra los gérmenes. Acuéstate temprano, a más tardar a las 22h y haz siestas durante el día. Si tus síntomas te mantienen despierto por la noche, intenta usar otra almohada para levantar la cabeza. Puede aliviar la presión en los senos y ayudarte a respirar más fácilmente.

Bebe mucho

Tomar muchos líquidos diluye la mucosidad y elimina la congestión. También previene los dolores de cabeza que causa la deshidratación. Mantén un vaso o una botella de agua siempre a mano. Evita los refrescos, el café y el alcohol, que pueden deshidratarte.

Haz gargarismos con agua salada

Si te duele la garganta, use agua con sal. Añade media cucharadita de sal en una taza de agua tibia hasta que se disuelva y haz gargarismos 3-4 veces al día. El agua salada alivia la inflamación y el dolor, y ayuda a eliminar la mucosidad.

Bebe bebidas calientes

Infusion para combatir un resfriado
Foto de nastya en Unsplash

Es muy relajarte tumbarse en el sofa con una infusion caliente. El calor también puede aliviar los síntomas del resfriado, como dolor de garganta, moco y fatiga. Pruebes beber infusiones sin cafeína, agua con limón o caldo de pollo.

Toma un poco de miel

Comer una cucharada de miel
Foto de Arwin Neil Baichoo en Unsplash

La miel tiene propiedades antibacterianas y puede aliviar el dolor de garganta y la tos. En un estudio (versión en inglés), los niños que comieron media cucharada de miel antes de acostarse durmieron mejor y tosieron menos que los que recibieron un medicamento placebo. Añade miel a una taza de agua caliente o agua con limón.

Toma una ducha caliente

Respirar vapor puede humedecer la garganta irritada y aliviar la congestión. A pesar de que la investigación sobre este remedio no es concluyente, no hay daño en probarlo. El calor también puede ayudar a relajar los músculos doloridos.

Come caldo de pollo

Comer caldo de pollo para un resfriado
Foto de Henrique Félix en Unsplash

Tradicionalmente en China y en Occidente las madres preparaban caldo de pollo para sus hijos enfermos. ¿Puede este remedio casero realmente hacerte sentir mejor? Según un estudio (versión en inglés), el caldo de pollo puede reducir la inflamación en tu cuerpo. Y también puede aliviar algunos de tus otros síntomas, como dolores y congestión. Además, esta comida también tiene líquidos y calorías para dar energía a tu cuerpo. Y no pondrá innecesariamente tu sistema digestivo bajo presión si te sientes con poco apetito.

Come frutas de temporada

Frutas de temporada como las naranjas te ayudan a combatir un resfriado

Naranjas, mandarinas, kiwis y caquis, ¿qué tienen en común? Además de ser frutas de invierno, también son ricas en vitamina C. Y eso es exactamente lo que necesitas comer para evitar resfriarte. La investigación (versión en inglés) ha demostrado que la vitamina C puede acortar la duración de un resfriado.

Toma hierbas medicinales chinas

Jengibre para combatir un resfriado
Foto de Dominik Martin en Unsplash

Los remedios de medicina china se han utilizado durante siglos y tienen unos fuertes efectos terapéuticos. El jengibre y la menta son dos hierbas chinas que se usan habitualmente para cocinar, pero también para combatir los resfriados comunes.

¿Pero sabes cómo usarlas correctamente?

La menta tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios y puede ser eficaz para calmar el dolor de garganta y reducir la mucosidad. Simplemente puedes beberla colocando las hojas en agua hervida durante 5 minutos. Tomate una infusion 3 veces al día.

El jengibre, por otro lado, tiene efectos antimicrobianos y se usa para combatir los síntomas de la gripe, como mucosidad y dolores musculares, pero sin dolor de garganta y fiebre. Si tomas jengibre con dolor de garganta o fiebre, puede empeorar esos síntomas. La mejor manera de preparar el jengibre es cortando unos trozos de jengibre fresco y hirviéndolos en 2 tazas de agua durante unos minutos. Tan pronto el agua se vuelva amarilla, detén la cocción. Bebe la infusion añadiendo un poco de miel si el sabor es demasiado fuerte y picante. Puedes repetir el procedimiento una vez más con el mismo jengibre pero tendrás que herbirlo un poco más hasta que el agua se vuelva amarilla nuevamente. Tomate una infusion 2 veces al día.

Haz tratamientos de acupuntura y Guasha

Por último, pero no menos importante, la acupuntura te ayudará a superar tu resfriado más rápido. Los acupuntores lo encuentran desafortunado cuando sus pacientes cancelan sus citas porque están enfermos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la acupuntura no solo puede tratar una amplia gama de trastornos, sino que también puede ayudar a tratar enfermedades respiratorias como el resfriado común y la gripe.

Tradicionalmente, en China, las madres masajeaban la espalda de sus hijos con una herramienta de cerámica redondeada cuando estaban enfermos para ayudarlos a recuperarse de un resfriado. Esto se llama terapia de Guasha y ayuda a activar tu sistema inmunitario para combatir cualquier síntoma respiratorio.

Conclusiones

No existe una cura milagrosa para superar un resfriado común o gripe. El secreto es tomarse las cosas con más calma y darle a tu cuerpo la oportunidad de recuperarse de forma natural.