3 valiosos consejos para fortalecer tu sistema inmunitario según la medicina china

3 valiosos consejos para fortalecer tu sistema inmunitario según la medicina china

Durante esos periodos donde no puedes salir de casa o estás demasiado ocupado para ir a ver tu terapeuta en medicina china, hay otras maneras para mantener tu sistema inmunitario fuerte y sana.

La medicina china es un sistema médico antiguo que tiene más de 2000 años de historia. Como probablemente ya sabes incluye varias técnicas terapéuticas y entre ellas tienes a la acupuntura, la fitoterapia china, las ventosas, la nutrición china, y otras técnicas que te pueden ayudar a mantener un bienestar físico y emocional perfectamente equilibrado.

Nutrición china para tu sistema inmunitario

La nutrición china es una técnica muy completa. Lamentablemente es una técnica relativamente poco utilizada por los terapeutas en medicina china y a menudo no se le saca todo el provecho que ofrece. Cocinar y comer es algo que haces a diario y puede afectar a tu salud o bienestar si no lo haces correctamente.

La alimentación es la base para mantener un sistema inmunitario sano y fuerte.

Cuando trato a un paciente con la nutrición china analizo sus hábitos alimenticios, sus síntomas y su constitución. A continuación creo un informe personalizado con pautas alimenticias y de estilo de vida.

Alimentación energética

La nutrición china analiza la acción de los varios alimentos. Hay alimentos neutros, cálidos, calientes, frescos y fríos y cada uno tiene una acción específica. Por ejemplo la pimienta es un alimento cálido, y la guindilla es un alimento caliente. La cúrcuma es un alimento frío, y la menta es un alimento fresco. Para que entiendas un poco mejor, los alimentos cálidos y calientes tienen un efecto energético y vigorizante. Y los alimentos frescos y fríos tienen un efecto refrescante y antiinflamatorio.

A continuación te detallo tres valiosos consejos para ayudarte a fortalecer tu sistema inmunitario quedándote en casa:

1. Toma alimentos y bebidas calientes

Nunca me cansaré de repetirlo a mis pacientes, comer alimentos calientes y cocinados es la mejor forma para preservar tu sistema digestivo.

La temperatura media de nuestro cuerpo esta entre 36° y 37°. Nuestro estómago necesita una temperatura algo superior para descomponer los alimentos, digerirlos y extraer los nutrientes necesarios.

Comer cosas frías y crudas afecta a la capacidad de nuestro estómago de realizar esta tarea. Comer cosas frías disminuye el flujo de sangre al estómago y dificulta la asimilación de los nutrientes y la capacidad digestiva.

La función del estómago y del intestino llamada peristalsis necesita de energía y de músculos. Si el flujo de sangre y de energía disminuye a causa de una bajada de temperatura, el movimiento peristáltico se ve afectado.

2. Incluye especias que tengan un un efecto vigorizante y caliente

Una manera sencilla de comer utilizando alimentos que tienen este efecto es de utilizar especias. Hay varios tipos de hierbas y especias que tienen distintas acciones.

Hierbas que tienen un efecto cálido y vigorizante pueden ser el perejil, el cilantro, las semillas de hinojo, las semillas de sésamo, entre otras. Puedes experimentar con este tipo de especias cuando cocinas simplemente añadiéndolas a tu comida.

Otra opción que tienes es juntar varias especias y hervirlas en agua durante 20 minutos. Y luego beber el líquido resultante un par de veces al día.

A continuación te proporciono una receta sencilla con ingredientes que puedes fácilmente encontrar en un supermercado.

Ingredientes:

Bayas de Goji de medicina china
Bayas de Goji
Semillas de hinojo medicina china
Semillas de hinojo
Anis estrellado medicina china
Anis estrellado
Rodajas de jengibre medicina china
Jengibre
  • Bayas de Goji: 2 cucharitas de té
  • Semillas de hinojo: 1 cucharita de té
  • Anís estrellado: cinco piezas
  • Jengibre: 1 trocito de unos 2 cm cortado en rodajas
  • 1L de agua

Preparación:

  1. Poner las hierbas en una olla con 1L de agua
  2. Hervir durante 20 minutos a fuego bajo y apartar el líquido resultante
  3. Añadir medio litro de agua a las especias anteriores y hervir durante 20 minutos. Mezclar el líquido resultante con el líquido anterior
  4. Este proceso debería de darte 1L-1.2L de líquido
  5. Tomate una taza por la mañana y una taza por la noche antes de las comidas
  6. Repite todo el proceso tanta veces haga falta y tómate esta bebida durante dos semanas

Espero te guste y te haga sentir mejor.

3. Que la comida sea tu alimento y el alimento, tu medicina

En la nutrición china se categorizan los alimentos en cinco grupos distintos. A cada grupo le pertenece un sabor distinto. Y cada sabor se relaciona a un órgano diferente.

Ácido: los alimentos ácidos son astringentes y actúan sobre todo fortaleciendo la energía del hígado y de la vesícula biliar.
Salado: Los alimentos salados tienen la propiedad de ablandar y lubrificar. Actúan sobre todo en los riñones y las vías urinarias.
Amargo: Los alimentos amargos favorecen el drenaje y la evacuación de los deshechos. Su campo de actuación es el corazón y el intestino delgado.
Picante: Los alimentos picantes limpian y purifican los pulmones y el intestino grueso.
Dulce: Los alimentos dulces ascienden y aumentan la energía vital y tienen un efecto sobre el bazo, el páncreas y el estómago.

La alimentación ideal es una dieta que incluye una variedad de alimentos en cada una de las categorías mencionadas.

Conclusion

Este es un buen punto de partida para fijarte más en lo que comes y empezar a comer una variedad más amplia de productos.

Si estás interesado en investigar otras posibilidades de cómo fortalecer tu inmunidad, puedes empezar por aquí.

La medicina china es una práctica muy antigua y te ofrece un marco interesante y distinto que puedes aprovechar para mejorar tu estilo de vida y tu bienestar emocional y físico.